7 vídeos que vale la pena ver para conocer a Malala

Todos hablan de Malala Yousafzai. El pasado 10 de octubre le concedieron el premio Nobel de la Paz 2014, junto a Kailash Satyarthi, por la lucha de ambos “contra la represión de los niños y los jóvenes y en defensa del derecho de todos los niños a la educación“. Desde entonces, el nombre de esta joven pakistaní ha copado los informativos y ha revolucionado las redes sociales.

Son numerosas las felicitaciones y muestras de admiración hacia Malala, una estudiante y activista social de 17 años que ha sido reconocida como la persona más joven, y también la primera pakistaní, en recibir este galardón. Los responsables del Nobel han destacado la “lucha heroica” de Malala, incluso en las circunstancias más peligrosas, por el derecho de las niñas a la educación. Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, la ha definido como una “gentil y valiente defensora de la paz que, a través del simple hecho de ir a la escuela, se convirtió en profesora global”.

Podemos conocer la historia de Malala y su lucha a través de siete vídeos decisivos:

1. Class Dismissed in Swat Valley
Este corto documental fue filmado por Adam B. Ellick para The New York Times a comienzos de 2009. El periodista sigue las vivencias de los Yousafzay, una familia del valle de Swat (Pakistán), el día previo a que los talibanes prohíban a las niñas ir la escuela. El corto toma como protagonistas al padre de la familia, Ziauddin, director de una escuela, y a su hija de 11 años, Malala. Al inicio del documental, la niña llora al pensar que no verá cumplido su sueño de ser médico porque no podrá seguir estudiando. Al final, una Malala luchadora asegura que no le privarán de su educación.

2. A Schoolgirl’s Odyssey
Durante los seis meses siguientes, Ellick siguió la vida de los Yousafzay, obligados a abandonar la escuela, su casa y el valle de Swat. Este segundo documental para The New York Times muestra la lucha del padre como activista mientras el resto de la familia se refugia en casa de unos familiares. Allí, Malala echa de menos sus libros. El exilio refuerza sus convicciones y despierta en ella un nuevo sueño: si antes quería ser médico, ahora decide dedicarse a la política. “Hay demasiadas crisis en este país; quiero acabar con ellas y salvar Pakistán”, asegura. Cuando la familia regresa a casa, Ellick es testigo de su emotivo reencuentro con la escuela destrozada. Aunque eso no les desanima: semanas después, la escuela vuelve a abrir las puertas.

3. Primeras declaraciones tras el atentado
A raíz de aquellos documentales, sus colaboraciones como bloguera para la BBC y otras apariciones en medios de comunicación, Malala se fue volviendo cada vez más popular en su país y a nivel internacional por su reivindicación del derecho a la educación. El 9 de octubre de 2012, los talibanes la abordaron en el autobús escolar y le dispararon a bocajarro. Su ataque conmovió al mundo. En febrero del año siguiente, Malala hizo sus primeras declaraciones públicas desde el Reino Unido. Dejó claro que el atentado no había mermado su voluntad: “Quiero que todos los niños y todas las niñas reciban una educación. Por eso hemos creado Malala Fund”.

4. Discurso en las Naciones Unidas
El 12 de julio de 2013, el día en que Malala cumplía 16 años, fue invitada a intervenir en las Naciones Unidas. Aquel discurso se hizo famoso y dio pie a varias sentencias emblemáticas que estos días se propagan de tuit en tuit por las redes sociales. Ante un público visiblemente emocionado, Malala recordó que ella era “una niña entre muchas” y que hablaba por todas las que no podían hacerlo. Abogó por la no violencia y el perdón, reclamó el derecho a la educación de cada niño y llamó a la unidad en la causa de la educación. Cerró el discurso con su frase más citada: “un niño, un maestro, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo”.

5. Girl Rising
El atentado no consiguió acallar a Malala; al contrario, le dio más fuerzas para seguir luchando. Su ejemplo sirvió de estímulo para que niñas y jóvenes de todo el mundo se atreviesen a reivindicar su derecho a recibir educación y gozar de las mismas oportunidades que los hombres. Girl Rising, una película de CNN Films, recoge la historia de nueve de esas niñas. El proyecto contó con el apoyo de varias actrices de renombre, que prestaron su voz a la película.

6. My daughter, Malala
En marzo de 2014, el padre de Malala protagonizó una charla TED sobre su hija. Ziauddin Yousafzai comenzó su intervención situando en contexto a los asistentes: les explicó cómo, en las sociedades patriarcales, las niñas son privadas del derecho a ir a la escuela y aprender. “Esta situación puede cambiarse si hombres y mujeres pensamos de manera diferente”, afirmó. Ziauddin relató entonces la labor de su escuela en Pakistán a favor de educación de las niñas, entre ellas Malala. El educador y activista habló con orgullo de su hija. Aseguró que lo único que hizo él para lograr que creciese tan fuerte y valiente fue “no cortarle las alas”.

7. Discurso sobre el Nobel de la Paz
Cuando se anunció a los ganadores del Nobel de la Paz 2014, Malala estaba en clase. Tras la jornada escolar, la joven hizo público su agradecimiento con un discurso en el que declaró sentirse “muy honrada, más poderosa y valiente”. Explicó que el galardón suponía un incentivo para seguir adelante, creer en ella misma y saber que contaba con el apoyo de mucha gente. “Este premio no es el final de la campaña que hemos empezado; es el principio. Quiero ver a cada niño yendo a la escuela”, dijo. Malala deseó que su historia animara a otros niños a luchar por sus derechos sin esperar a que otros lo hicieran por ellos. “En los tiempos en los que nadie habla, tu voz se hace más fuerte”, sentenció.


Foto: DFID – UK Department for International Development en Flickr

2017-08-04T21:49:39+00:0015 octubre 2014|cazasueños|

Leave A Comment

Al publicar un comentario en el blog aceptas la política de privacidad de mondorino, en la que te explicamos cómo puedes ejercer tus derechos sobre tus datos personales.