Escritora, conferenciante, activista social. Adora Svitak nació en 1997 pero cuenta con una larga y reconocida trayectoria profesional. Desde bien pequeña, esta joven norteamericana ha sabido sacar buen partido a su calidad de niña prodigio para convertirse en un ejemplo a seguir para los más jóvenes. Y también para los adultos.

Adora ha estado “explorando lo que puede hacer con la palabra escrita” desde los 4 años, como explica su web. A los 7 dio un paso decisivo en su carrera literaria: escribió una colección de cuentos y se propuso publicarla, una hazaña para la que contó con el apoyo incondicional de sus padres. Tras varios rechazos, finalmente encontró una editorial que creyó en su proyecto sin juzgarla por su edad. Así vio la luz Flying Fingers, un libro en el que acompañó sus cuentos de consejos para jóvenes aspirantes a escritores.

Si el caso de Adora Svitak fuera exclusivamente el de una escritora precoz, diríamos que, tras aquel primer libro, llegaron una novela (Yang in Disguise), una colección de poemas (Dancing Fingers) y varias aportaciones literarias más. Pero lo cierto es que su legado, lo que la hace tan especial, va mucho más allá.

Volvamos a sus 7 años. A raíz de la publicación de su libro de cuentos, Adora empezó a dar charlas escolares para promover la alfabetización y el interés por la lectura y la escritura. Desde entonces, ha hablado ante estudiantes y adultos en cientos de escuelas y auditorios de todo el mundo, ya sea en persona o a través de videoconferencia.

Muchos de sus discursos versan sobre el empoderamiento de niños y jóvenes. Además de defender la necesidad de escuchar la voz de los estudiantes a la hora de emprender la reforma educativa, su objetivo es ayudar a los adultos a descubrir cuánto pueden aprender de niños y jóvenes tanto en la educación como en la vida diaria.

La mejor muestra de ello es la conferencia que dio en TED, en 2010, bajo el título Lo que los adultos pueden aprender de los niños. Es el discurso más conocido de Adora Svitak hasta la fecha: de hecho, su vídeo ha recibido más de tres millones y medio de visitas en la web de TED y ha sido traducido a más de 40 idiomas. Vale la pena escuchar la conferencia, en la que una Adora de 12 años se enfrenta con soltura a un auditorio adulto, sorprendiéndole con sus reflexiones inteligentes y haciéndole reír con sus comentarios irónicos.

En su discurso, Adora advierte que un pensamiento infantil no debería ser sinónimo de irracional e irresponsable; aunque, “¿quién dice que cierto tipo de pensamiento irracional no sea lo que el mundo necesita?», se plantea. Recuerda que los niños no tienen tantas ideas limitadoras a la hora de hacer algo: ellos sueñan, y el poder de la imaginación ayuda a extender los límites de lo posible.

También aboga por la necesidad de establecer una relación de aprendizaje recíproco entre adultos y niños, algo que no se da por la falta de confianza de los primeros. Su discurso termina pidiendo a los adultos que creen oportunidades para que los niños puedan sorprenderles: «deberíais escucharnos hoy porque seremos los líderes del mañana«, aconseja.

Además de hablar en público, Adora ha participado en eventos para promover el empoderamiento de los jóvenes. De hecho, el mismo año de su charla en TED comenzó a organizar TEDxRedmond, un evento TED independiente cuyo objetivo es dar a niños y jóvenes la oportunidad de hablar sobre los temas que les importan. Estuvo al frente del evento hasta 2013, logrando que todos los ponentes que pasaran por allí tuvieran menos de 20 años.

Adora también es una feminista activa que promueve los derechos de mujeres y niñas en todo el mundo. Hace unos meses, en una entrevista, le pedían un consejo para las jóvenes que tienen algún sueño o ambición. “No temáis a quien os diga que ‘las chicas no pueden hacerlo bien’”, contestó ella. “Lo que realmente importa es que seáis vosotras las que decidáis por encima de lo que la sociedad dice que debéis hacer”. Además, resaltó la importancia de recibir apoyo de quienes les rodean, como en su caso, para alcanzar el éxito.

Adora mantiene un blog en el que comenta tanto asuntos de calado internacional como temas de interés personal. Además, colabora para medios de comunicación como Huffington Post, Women’s Media Center o Mashable. Extractos de sus posts y discursos han sido incluidos en libros de texto en todo el mundo. También colaboró con Google, en el verano de 2012, para crear la serie de vídeos Teach Teachers Tech, que promocionaba el uso de herramientas digitales en la educación.

Una trayectoria impresionante para una joven a punto de cumplir 17 años y de empezar su primer año como estudiante en la Universidad de Berkeley. Una chica sencilla cuyo objetivo define ella misma en su blog: “a través de mi trabajo espero no hablar sólo por mí misma, sino también amplificar las voces de otros”.


Foto: UN Photographer