El mejor hogar es un mundo amable, inclusivo, justo.
Un mundo volcado con la infancia. Un mundo en el que todos los niños y niñas cuentan.