La vida es un equilibrio entre flores y espinas.
Lo canta Macaco en Giratutto. Lo demuestran estos temas, que nos arrancan una sonrisa o un lamento.