El increíble pueblo comestible

En Todmorden, los alimentos crecen prácticamente en cada esquina. Y no se trata de una frase hecha. Esta población inglesa ha desarrollado una pionera iniciativa para promover la comida local que ha convertido la localidad en un extensa plantación comunitaria de verduras, árboles frutales y hierbas aromáticas. La iniciativa, puesta en marcha hace cinco años por el movimiento Incredible Edible, ha llegado a involucrar a toda la comunidad.

Las camas elevadas, jardines y terrenos en los que crecen los cultivos de Incredible Edible pueden encontrarse en cualquier rincón de Todmorden. Incluso en la estación de tren, el parque de bomberos, la comisaría o el centro de salud. La siembra y el mantenimiento de estas parcelas corre a cargo de distintos grupos de voluntarios, y ellos mismos consumen después los frutos de su trabajo. De hecho, pueden hacerlo tanto ellos como cualquiera que lo desee, ya que los cultivos de la localidad están abiertos a todos, vecinos o visitantes, a modo de self service gratuito.

El objetivo de Incredible Edible con esta iniciativa sostenible y solidaria es proporcionar acceso a comida local de calidad para todos. Es su particular manera de cambiar el mundo que les rodea y contribuir a garantizar el bienestar futuro del planeta y de sus habitantes. El movimiento apoya su iniciativa en tres pilares: el trabajo comunitario, el apoyo a los negocios locales y la educación.

En este sentido, la cultura alimentaria de los niños juega un papel esencial en Todmorden. Al fin y al cabo, ellos serán quienes disfruten de ese bienestar futuro que tanto les preocupa. En Incredible Edible consideran que una educación adecuada sobre el origen de los alimentos, su cultivo, su cocción o sus beneficios para el desarrollo de la comunidad no sólo proporcionará a los más pequeños las habilidades necesarias para vivir de manera más saludable y sostenible, sino que también podría animarles a crear algún negocio relacionado con la producción local de alimentos cuando sean mayores.

Incredible Edible ha conseguido que todas las escuelas de Todmorden se involucren activamente en la iniciativa. Se han implicado profesores, alumnos y padres. Las escuelas primarias disponen de sus propios árboles frutales, plantados en la escuela superior. Los estudiantes de la localidad participan en proyectos como la cría de gallinas, para fomentar el consumo de huevos locales, o una granja de peces; también se organizan concursos infantiles en busca de los contenedores de cultivos más imaginativos. Pensando en los niños, además, el movimiento ha colgado en su web la Incredible Edible Story, un cuento que explica las claves del proyecto.

Todmorden ha logrado difundir su iniciativa más allá de las fronteras locales. Y ha sido muy bien acogida no sólo en Reino Unido, sino también a nivel internacional. Actualmente se pueden encontrar proyectos similares al de Incredible Edible de Argentina a India, de Noruega a Canadá, de Togo a Nueva Zelanda, como podéis ver en este mapa. Incluso Barcelona cuenta con su propio movimiento. En todo el mundo surgen cada vez más grupos de voluntarios decididos a trabajar por un futuro más sostenible.

 

Leído en Idealistas Blog

Foto: Sludge G en Flickr

2017-08-08T18:38:24+00:0024 febrero 2014|flores y espinas|

Leave A Comment

Al publicar un comentario en el blog aceptas la política de privacidad de mondorino, en la que te explicamos cómo puedes ejercer tus derechos sobre tus datos personales.