Hay quien cree que los niños se lo pasan mucho mejor jugando con los envoltorios de sus regalos que con los juguetes que contienen. Hace unos meses, Mister Imagine’s Toy Store confirmó la teoría. En esta peculiar tienda de juguetes efímera de Chicago no podía encontrarse ni un juguete: allí sólo vendían cajas de cartón. De entrada, a más de un cliente le desconcertó la extraña propuesta; aunque todos los visitantes del establecimiento, tanto niños como adultos, acabaron disfrutando de lo lindo cuando se animaron a usar las cajas para fabricar, a medida, sus propios juguetes. Como podéis ver en este vídeo, la experiencia les permitió hacer realidad creaciones únicas e irrepetibles.

Lo cierto es que Mister Imagine’s Toy Store duró abierta poco más de una semana. Y precisamente esa era la intención: la supuesta tienda de juguetes era parte de un proyecto puesto en marcha por el Museo Infantil de Chicago para, según sus responsables, “salvar el juego real”. Con el experimento pretendían demostrar que, más allá de videojuegos, juguetes caros o televisiones, a los niños sólo les hace falta imaginación para jugar.

El Museo Infantil de Chicago ha prolongado la experiencia de la tienda de juguetes con una exposición. En ella, los pequeños cuentan con las cajas de cartón como aliadas para explorar los límites de su creatividad.


Foto: congerdesign en Pixabay