La idea me iba rondando por la cabeza desde hace algunos días. Este fin de semana se ha materializado, por fin, en algo definido. Se trata de La palabra entre líneas, un nuevo proyecto en el que conviven literatura y juego.

Su mecánica es fácil: cada semana publicaré en este blog un microrrelato inspirado en una palabra concreta. Esa palabra no aparecerá en el texto, por supuesto, pero podrá leerse entre líneas. Si aceptáis el reto, a vosotros os tocará descubrir de qué palabra se trata. Para ello, sólo contaréis con tres pistas: la inicial, el número de letras que la componen y el tipo de palabra que es. Aunque la principal orientación la dará, cómo no, el cuento.

Una vez resuelto el enigma, quien quiera podrá participar con su propio microrrelato inspirado en esa misma palabra. ¿Alguien se anima a jugar?


Foto: fancycrave1 en Pixabay