Una increíble biblioteca flotante surca los mares con una misión esencial: ofrecer buenas lecturas, ayuda solidaria y conocimientos a quien lo necesite. Se llama Logos Hope y es un inmenso barco tripulado por más de 400 voluntarios que proceden de unos 60 países. La organización caritativa que lo respalda, la alemana GBA (Gute Bücher für Alle, que se traduce como “buenos libros para todos”), lleva más de 40 años impulsando bibliotecas flotantes similares.

El Logos Hope viaja de puerto en puerto por todo el mundo. Suele atracar dos semanas en cada lugar. Durante su estancia en la población de turno, sus habitantes pueden disfrutar de la completísima biblioteca del barco. Los libros, muy variados, se dirigen tanto a niños como adultos; entre ellos figuran obras divulgativas o de ficción, pero siempre libros de calidad a los que la gente de la localidad no suele tener acceso. Además de atender a los lectores temporales, los voluntarios del Logos Hope aprovechan esas dos semanas en cada población para ayudar a la comunidad con diversas acciones, como reparar el patio de un colegio o compartir historias y arroz con los lugareños.

A lo largo de su existencia, las diferentes bibliotecas flotantes de GBA han llevado libros e ilusiones a más de 42 millones de personas en más de 150 países. Han conseguido, con su iniciativa, que el conocimiento y la buena lectura puedan ser lujos al alcance de todos.

 

Leído en Papel en blanco.

Foto: digipam en Flickr