¿Cuánto tiempo habéis pasado en casa buscando pequeñas cosas que parecen haber desaparecido sin explicación? Un lápiz, una aguja, un dedal… Esos objetos aparentemente perdidos están en manos de los incursores, unos humanos diminutos que habitan en secreto en lo más recóndito de nuestras casas. Sin que nos demos cuenta, estos seres se cuelan –incursionan, dicen ellos– en nuestros dominios para apropiarse de comida y de objetos pequeños que les puedan servir en su día a día.

La escritora Mary Norton nos descubrió la existencia de estas personitas en 1952. Lo hizo en una primera novela, Los incursores, a la que seguirían otras cuatro. Este volumen de Blackie Books incluye las dos primeras. En Los incursores y Los incursores en el campo, Norton describe el mundo desde la perspectiva de estos seres diminutos. Y lo hace con tanta precisión que consigue que todo, tanto en casa como en la naturaleza, tome una nueva dimensión.

Descubrí estas dos deliciosas novelas de aventuras gracias a las tertulias de la librería infantil y juvenil Al·lots. Podéis leer la reseña completa en el blog de librería.


Diseño imagen:
Covervault