¿Podéis imaginar una típica feria ambulante sin perros piloto, casetas de tiro al blanco o cañas para pescar patitos de goma? La gente de Two Bit Circus sí. Sus mentes soñadoras se atrevieron a pensar cómo podría ser la feria del futuro. Visualizaron un espacio para los niños con atracciones modernas que respondieran a los intereses de su edad, como la música o los videojuegos, y que introdujeran elementos atractivos como rayos láser, fuego o robots. Una feria en la que los pequeños pudieran acercarse de manera divertida a la ciencia, el arte o la tecnología. De esa idea visionaria nació STEAM Carnival.

Para entender mejor en qué consiste esta feria reinventada hay que saber qué es el STEAM. Y ese concepto no puede entenderse sin conocer previamente qué es el STEM, así que empecemos por ahí. STEM es un acrónimo formado por las siglas de las palabras inglesas Science, Technology, Engineering y Mathematics. Define al conjunto de disciplinas académicas relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, que algunos organismos en los Estados Unidos consideran esenciales para lograr mayor competitividad y garantizar un futuro del país más próspero.

Según datos extraídos de la web de STEAM Carnival, se calcula que la creación de puestos de trabajo acordes a los criterios del STEM crecerá un 17% durante los próximos 10 años, frente a un 9,8% de puestos de trabajos no asociados al STEM. Y aun así, parece que las empresas estadounidenses tienen dificultades para encontrar trabajadores cualificados en esos campos. STEAM Carnival tiene como objetivo transmitir a los niños la pasión por esas disciplinas a través de la diversión.

Los creadores de esta feria innovadora, eso sí, han añadido un ingrediente secreto a la receta: el arte. De ahí lo de STEAM. Creen que el arte complementa a las otras disciplinas porque promueve la creatividad, proporciona habilidades para la resolución de problemas y añade un toque de espontaneidad.

Como os he avanzado antes, detrás de STEAM Carnival se encuentra Two Bit Circus, una compañía de Los Ángeles (California) que combina entretenimiento y tecnología en sus espectáculos para conseguir un cruce perfecto entre diversión y educación. En palabras de sus propios responsables, se esfuerzan por “hacer el entretenimiento más enriquecedor y la educación más divertida”.

La compañía está formada por un equipo interdisciplinario de inventores, ingenieros, artistas y empresarios a quienes les apasiona diseñar nuevas formas de entretenimiento que reinventen la manera de jugar e inspiren a los niños. ¿Algunos ejemplos? Sólo tenéis que echar un vistazo al canal de vídeo de STEAM Carnival, en el que encontraréis creaciones como el robot musical o el péndulo de ola. O quizás conozcáis ya el videoclip de la canción This Too Shall Pass, de OK Go, en el que aparece una impresionante máquina de Rube Goldberg: algunos miembros de la compañía participaron en la creación de esa máquina.

En Two Bit Circus aseguran que nada impulsa más su pasión que soñar con cosas que no se han hecho nunca. Y quieren despertar esa misma pasión en los más pequeños. Por eso cuentan con una serie de mentores (empresarios, profesores, líderes comunitarios) comprometidos con la visión de STEAM Carnival para animar a los niños a aprovechar las oportunidades que les ofrece este tipo de educación. Y es que ellos, dicen, serán los innovadores del mañana.


Foto: Rasmus Lerdorf en Flickr