Puede que no lo reconozcáis por su nombre, pero seguro que sabéis quién es Matt. Un tipo que se hizo famoso hace años por colgar un vídeo en Youtube en el que se le veía bailando en diferentes lugares del planeta. Ahora sí, ¿verdad? Bueno, pues el tipo en cuestión es un treintañero estadounidense que trabajaba como creador y guionista de videojuegos. Un buen día decidió emprender un viaje por el mundo. Durante su recorrido se le ocurrió que estaría bien echarse un bailecito mientras un amigo le grababa ante el monumento o paisaje famoso de turno, para animar la grabación. Después hizo un montaje con las escenas y lo colgó en la red.

El vídeo tuvo tanto éxito que convirtió a Matt en una estrella del ciberespacio. Consiguió que una marca de chicles se comprometiera a patrocinar sus nuevos viajes por el mundo. Así que, desde entonces, para él viajar ya no es un hobby sino un trabajo. ¿Comprendéis ahora el título de este post?

Matt tiene su propia web, en la que anuncia su recorrido por el mundo y explica sus experiencias en los sitios que visita. Hasta hablan de él en Wikipedia. Sus fans no sólo dejan comentarios en su blog, sino que incluso le hacen vídeos de homenaje.

Hace tan sólo unos días que colgó en la red su tercer vídeo viajero, el resumen de más de un año de viaje por 42 países. Esta vez, Matt convocaba previamente a la gente para que le recibiese en los lugares que visitaba y se animara a bailar con él ante la cámara. ¿Sabéis dónde reunió al mayor número de fans? En Madrid: unas 200 personas bailaron con él en la Plaza Mayor, como el propio Matt explica en una entrevista.

Después de bailar bajo una ola enorme, formando parte de un número de Bollywood, entre monos en plena selva o desafiando a la gravedad en un centro espacial, Matt dice que ha llegado el momento de tomarse unas vacaciones. ¿Dónde hay que firmar para tomar el relevo? ;-)


Foto: Rodrigo Fernandez en Flickr